Las peladillas: tradición con suerte

Las peladillas con almendras cubiertas de una capa de azúcar y se suelen dar en los bautizos, comuniones y ocasionalmente en bodas, acompañando el detalle de agradecimiento de los invitados.El origen de estos detalles se estableció en las antiguas civilizaciones europeas durante la edad media. En las bodas de la época se entregaba a los invitados unas almendras dulces a los asistentes. Las almendras, por el sabor agridulce, representan la vida misma de la pareja con los buenos momentos y los malos. En Grecia, por ejemplo, se entregaban peladillas en una bolsita y en número impar, que representaba el acto [...]